Instalación

La instalación es cara. ¿Por qué no puedo hacerlo yo mismo?

La instalación de suelos de madera es mucho más complicada que pintar las paredes o las ventanas.

En primer lugar, un suelo de madera tiene un doble objetivo como es el disfrutar de un pavimento natural creado por la propia naturaleza en base a la tierra, agua, viento y sol, y por otro lado una buena instalación del parquet aumenta considerablemente el valor añadido de una vivienda. Es indispensable ponerlo en manos de profesionales.

Para una correcta instalación, hay que asegurar una serie de factores: la planimetría de la vivienda, la adherencia con la solera, las humedades de los parámetros y de la misma instalación y sus materiales; para ello se requieren una serie de herramientas especiales.

 

Además, hay que saber cómo centrar la habitación, cuánto espacio se debe dejar para las juntas de dilatación, las técnicas para evitar las obstáculos, como los armarios, chimeneas, ventanas panorámicas, escaleras y armarios, y si se practican cortes erróneos se puede acabar sin material y no tener lo suficiente madera para terminar el trabajo.

Dependiendo del cuidado y trato que demos a un suelo de madera, un lijado y barnizado puede durar más de 25 años en perfectas condiciones estéticas, en éste proceso se pierde menos de 0,5 mm de madera por lo que tendremos un pavimento para muchísimos años.

La conclusión es, por tanto, que la instalación del parquet no es recomendable como un proyecto de bricolaje. A la larga, se ahorra tiempo y dinero mediante la contratación de un profesional.

Proceso de lijado
Proceso de lijado